dilluns, de desembre 08, 2008

Paisaje Urbano: El monstruo de los ladrillos

¡ñam, ñam, quiero ladrillos! El monstruo-edificio es insaciable, nació en el seno de una humilde familia de planta baja construida de ladrillo-pelao, accedió a la educación pública del barrio de la cual no aprobó ni el rebozao-básico debido en parte a las malas compañías. Entró en el mercado laboral de manera precaria i que le sirvió para endurecer sus manos i hacerse las ventanas de hierro verde desconchao. Años después, en pleno auge inmobiliario i con un Porche Chayanne en su garaje, alentado por la euforia empezó su adicción a los ladrillos.

¡Haré otra planta, i sin ventanas! - decía con sus colegas en el bar. El banco, el arquitecto i el ayuntamiento permitieron satisfechos su "proyecto", aunque sus edificios-familiares cercanos de una planta ya veian que algo no cuadraba, i no se referían ni a los ladrillos de la esquina izquierda ni a los lamentables postes eléctricos. Ahora, en época de escasez el monstruo de los ladrillos no tiene ganas ni de quitar las pegatinas de las escasas ventanas de aluminio de la fachada porque lo que él tiene, es hambre de ladrillos.


07/12/08 .- Calle Murillo / Calle Isaac Peral .- Terrassa

2 comentaris:

Alexcalamaro ha dit...
Un administrador del blog ha eliminat aquest comentari.
matillayala ha dit...
Un administrador del blog ha eliminat aquest comentari.