dissabte, de maig 27, 2006

B.S.O propia

Seguramente es demasiado pronto para adventurar que canciones formarán parte de la banda sonora de mi vida, eso sí, sin lugar a duda, hay una figura que ya forma irremediablemente parte de ella: Manu Chao.

No es mi intención tratar de hacer culto al ídolo, ni de explicar nada acerca de él, sino de mí. I es que desde que empecé a escuchar i bailar aquella alocada i divertida patchanka de Mano Negra en los día de Instituto, para posteriormente pasar al fundamental Clandestino, ha pasado mucha música.

Sin embargo, desde entonces todo sigue siendo mentira (hasta la verdad), el mundo sigue siendo tan feo, cada vez existen más clandestinos, ...
No es de extrañar entonces, que la malegría se me instalara en mi cuerpo como un parásito para el resto de mi vida, ofreciéndome esa sensación contradictoria de alegría revenida, de búsqueda de un ideal que no llegará aunque resuenen los tambores de la rebelión.

Así me despido de vuestra ausencia, i como no podía ser de otra manera, me voy por la carretera.

P.D: que se dedica a Asi dejándole un fax con una cita para emborrachar la malegría en un vasito de Jerez!

1 comentari:

ASI ha dit...

Posdata que se transforma en birra bien fria pa brindar por la mala vida que tu me das
posdata de la posdata que de golpe se ha ido de mi lado, se ha sacudido la malegría y se a puesto a dar saltos, mientras alguien decía algo de los indios de barcelona